viernes, 15 de febrero de 2013

Cuento de Julia Ramírez Torres


En esta entrada, vamos a publicar el cuento de Julia, el cual elegísteis para que fuera publicado en el blog junto con el de Carmen, Sandra y Samuel. El cuento de Sandra será publicado en el blog la semana que viene, ya que no he podido recoger su cuaderno. A continuación, el cuento de..

JULIA RAMÍREZ TORRES
 
con su historia ¡TODO FORMA PARTE DE LA AVENTURA!
 
En el cielo, existen unos seres que viven en lo alto de la nube en forma de estrella. Esos seres son mitad extraterrestres y mitad humanos. El nombre de su país es Vientón. Pero todavía no acaba esta historia. Se trata de una niña pequeña que se llama Malu, muy buena y cariñosa.
 
Bueno, todo ocurrió así:
 
- ¡Mamá, me ha dicho la seño que he sacado un diez! ¡TOMA!
 
- ¡Genial! Pues como regalo, nos vamos de viaje. - dijo su madre.
 
- Claro, cariño, pero, ¿a dónde? - preguntó su padre.
 
- ¡Papá, mamá! He oído hablar de un precioso país hecho de caramelo. - dijo Malu muy ilusionada.
 
- ¡Pues nos vamos ya! - chilló su padre.
 
Prepararon las maletas y se metieron en su globo. Una vez que llegaron al país de caramelo, decidieron ir a explorar un poco.
 
Pasaron tiempo esperando y Malu se perdió de sus padres. Los padres, preocupados, llamaron a la policía.
 
Por el camino, Malu encontró a una niña extraña que iba en silla de ruedas y también a una niña con un bulto en la espalda. Las tres niñas vieron un río y decidieron ir a bañarse. Sylvia, la niña de la silla de ruedas, se quitó la manta que cubría sus piernas y resultó ser una bonita sirena.
 
Al poco rato se fueron a un acantilado al que no podían pasar. Lorena, la niña del bulto en la espalda, resultó ser una pequeña hada que escondía sus alas.
 
- Como soy un hada, os ayudaré a pasar.
 
Después, encontraron un bosque quemado y Malu se echó a llorar y sintió mucho dolor. Un duende que andaba por allí, y observó a Malu.
 
- ¡Tú no eres ni una extraterrestre ni una humana! ¡Eres la princesa de las plantas! Con tu magia puedes revivir el bosque.
 
Malu así hizo. Descubrió sus poderes y arregló el bosque.
 
- ¿Sabes dónde puedo encontrar a mis padres?
 
- Sí, están...
 
- ¡Malu, estamos aquí! - dijo su madre.
 
- ¡Papá, mamá! ¡Me lo he pasado genial! ¡He conocido miles de amigos!
 
FIN
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario