sábado, 8 de diciembre de 2012

Cuentos de la discapacidad


Buenas noches a todos y a todas.

A continuación, publicaremos tres cuentos de los que habéis hecho sobre la discapacidad. Son muy creativos y con un mensaje de positivismo y ganas de seguir adelante. Sé que sois unos niños solidarios y que día a día aprendemos a ser mejores personas.

El primer cuento es de...

ADRIÁN VALENCIA MORENO

con su historia CONSEGUIR CAMINAR
 
Érase una vez un niño que tenía diez años y se llamaba Juan. Estaba en silla de ruedas. Estaba en el colegio Guzmán el Bueno, en el curso 4ºC. Él y sus cuatro amigos se cambiaron de colegio y fueron al Virgen del Sol.
 
Allí no podía subir las escaleras, por eso subía por el ascensor.
 
Pero cuando pasó un año Juan y sus cuatro amigos fueron al médico y cuando el médico le dijo que los análisis de Juan eran correctos y que ya no tenía que llevar silla de ruedas, ya podía andar por primera vez. Juan y sus amigos se pusieron muy contentos y dieron un gran salto de alegría.
 
 
 
Vamos con el segundo cuento, con un bonito mensaje de positivismo y amistad. Su autora es...
 
JULIA RAMÍREZ TORRES
 
con su historia UNA NIÑA LOGRA UNA SONRISA
 
Un día los señores Duncan fueron al hospital a tener a su hija. Después del parto, un médico le informó de una noticia: "su hija ha nacido con discapacidad". Los padres, preocupados, fueron a ver a su pequeña, a la que llamaron Ámbar.
 
Ámbar creció y se hizo mayor. En el colegio, los niños se burlaban de ella. La señorita Lucy regañó a todos. Ese mismo día, una niña nueva llamada Pixar llegó a esa clase, y en pocos años, Ámbar y Pixar se hicieron muy buenas amigas. Una iba a casa de la otra, merendaban y jugaban juntas...¡Un lío muy grande!
 
Un domingo, Pixar fue a casa de Ámbar y las dos se lo pasaron genial juntas, como siempre. Lo más importante fue que Ámbar se rió tanto con ella que soltó su primera carcajada. "JA-JA-JA".
 
UNA SONRISA ES UNA VIDA.
 
 
Y a continuación, el último cuento escrito por...
 
HUGO TRIVIÑO ARAUJO
 
con su historia UNOS GRANDES AMIGOS
 
Había una vez un niño llamado Paco que tenía discapacidad cerebral. Un día entró en la clase de 4ºC y se puso contentísimo porque allí estaban sus amigos: Héctor, Manuel, Nadia y Alicia. Ellos siempre le ayudaban mucho y le apoyaban.
 
Un día, Héctor dijo:
 
- ¡Vamos a poner dinero para que Paco se recupere de su enfermedad!
 
Y así lo hicieron. Entre toda la clase pusieron más de cien euros para que pudieran operar a Paco y se pusiera bien.
 
Y Paco se recuperó, sus compañeros se alegraron y celebraron una gran fiesta en el colegio. Y colorín colorado este final feliz ha acabado.
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario